Endodoncia en Getxo

La Endodoncia es un tratamiento importante por el que se elimina el nervio de los conductos del diente para tratar la inflamación o infección. Recurrimos a él cuando consideramos que, a pesar de estar dañado, no hay que extraer el diente, por lo que es un tratamiento conservador.

Se conoce popularmente como “matar el nervio” ya que esta técnica consiste en la extracción del nervio del diente, un tejido de pequeñas dimensiones en el conducto de la pieza dental.

En Clínica Dental Letamendia utilizamos técnicas de vanguardia para tratar los nervios dentales y poder asegurar la óptima desinfección y esterilización de los conductos de la pieza dental, además de sellar ese espacio herméticamente. Trabajamos específicamente para minimizar el dolor y el impacto en tu boca.

Existen varias causas por las que un paciente puede necesitar un tratamiento de endodoncia en Getxo, los más comunes son caries profundas que llegan al nervio y grandes fracturas de dientes que afectan al tejido interno.


Las 2 causas más comunes que requieren una endodoncia

1. Caries profundas

Cuando una caries es profunda o muy grande, es probable que alcance los tejidos internos del diente y avance a través de ellos hasta llegar al nervio. El diente queda totalmente infectado, se inflama la zona y puede acabar en un flemón con pus.

2. Grandes fracturas

De igual modo, cuando existe una fractura que ha alcanzado los tejidos internos del diente, es necesario valorar si el daño ha llegado al nervio. En el caso de que el nervio esté afectado, éste deja de funcionar y puede infectarse la zona.


Pasos generales para una endodoncia en Getxo

1. Pruebas diagnósticas para la endodoncia

El endodoncista realiza varias pruebas en la pieza dañada para detectar de dónde viene el problema. Técnicas como sondas, pruebas de percusión, estímulos térmicos, etc. sirven al especialista en endodoncia en Getxo para determinar si el nervio del diente se encuentra sano. Por último, el dentista procede a realizar una radiografía periapical que confirma la pieza a tratar, además de poder analizar la morfología del nervio y conductos.

2. Preparación del diente al tratar el nervio

Una vez que el endodoncista ha anestesiado la zona, procede a realizar el aislamiento del o los dientes a tratar, este paso es indispensable para el éxito de la endodoncia, ya que si el diente no es aislado, entonces no podrá desinfectarse correctamente y con el tiempo el tratamiento de endodoncia podría fallar.

3. Extracción del nervio

Una vez aislado el diente, eliminaremos la caries o zona afectada, para acceder al nervio que se va a tratar. Este nervio se elimina mediante la utilización de limas que se irán introduciendo, dentro del o los conductos de la raíz dental. Entre cada lima, el dentista especialista en endodoncia, debe lavar el área con un desinfectante que ayude a la eliminación del contenido bacteriano, que suele haber dentro del conducto del diente.

4. Obturación de los conductos

Una vez que el diente ya está completamente limpio y preparado, el dentista procede a rellenar los espacios, los conductos radiculares. Este es el paso más importante para el éxito del tratamiento de endodoncia. Tras “matar el nervio”, el diente debe ser sellado con un empaste, restauración o corona de porcelana, según sea el caso, para asegurar que el diente no se rompa en muchos años y prosiga con su funcionalidad.


¿Quieres saber más sobre las endodoncias?